#F29400
2
0
210

Ermita de la Virgen del Buen Suceso

La Ermita de Nuestra Señora del Buen Suceso

Está situada en la parte alta del pueblo, justo al lado del Castillo, aspecto no casual, en pleno camino de subida a les eras. Es un edificio que a primera vista no parece un templo religioso al uso: apartada del núcleo urbano, con aparencia de iglesia pequeña, con campanar propio, etc.; al contrario, está tan integrada con las pajizas vecinas que se podría confundir perfectamente. Sobre su historia particular, es muy interesante citar un comentario sobre la misma que hace Manuel Rubio, cura de Villores entonces, en la revista Vallivana del 1 de Mayo de 1922, por motivo del 38º Sexenni de Morella. Dice así:

El insigne hermano Francisco Martín, de la villa de Fortanete, fué el fundador de este ermitorio de Villores en el año 1738, dedicándolo él mismo a la Santísima Virgen, con la advocación de Nuestra Señora del Buen suceso. Está situado en la parte alta al norte de este pueblo. Su construcción es sencilla: tiene una sola nave cuadrangular, bastante capaz, y posee un retablo churrigueresco. En 1860 fué visitado por el Ilustrísimo D. José Miguel Pracmáns y Llambés, Obispo de Tortosa, y con tal motivo fué enriquecido nuestro santuario con indulgencias. Que el pueblo y la comarca de Villores, sobretodo Forcall, han profesado siempre especial y tierna devoción a la sagrada imagen, bien lo confirman los numerosos exvotos que adornan el ermitorio. Es invocada como peculiar abogada contra ciertas enfermedades de las vísceras. Pero nuestra Señora del Buen Suceso es más particularmente aún invocada para implorar su protección en favor de aquellos que surcan los mares, confiando en Ella la feliz llegada al término de su travesía. Seguro, pues, que también Villores responderá al llamamiento de Morella, y acudirá sumando su representación a la de otros pueblos en los solemnes festejos sexenales y señaladamente a la grandiosa procesión de las Antorchas, que sin duda será uno de sus mejores números. Mientras tanto, rogamos a Nuestra Madre del Buen Suceso que corone con feliz éxito todos los piadosos anhelos de la Junta General de Fiestas de Morella.

Manuel Rubio, Pbro., Párroco.